Contratos de corta duración a examen

4 febrero, 2019 - 8 minutes read

IMAGEN-contratos de corta duración a examen

Los contratos de duración inferior a 7 días son una realidad en nuestro panorama laboral y su utilización va en aumento. Vamos a realizar un recorrido por esta modalidad contractual a lo largo de éstas líneas.

Los contratos de corta duración en cifras

En términos absolutos, en 2007 se suscribieron 2.805.703 contratos con una duración por debajo de la semana. En 2017, esa cifra fue de 5.570.581. La presencia del contrato inferior a los 7 días ha ido ganando terreno entre el conjunto de contratos temporales: suponían en 2007 el 17,1% y en 2017 este dato escaló hasta el 28,5%. Estos datos contrastan con la evolución mostrada por la contratación indefinida a lo largo del mismo periodo.

Otra muestra de cómo ha ido aumentado la utilización de esta modalidad contractual es la cifra de duración media de los contratos, que proporciona el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En 2007 la media era de 78,55 días; en 2017, de 51,4.

Una de las consecuencias de este aumento del número de contratos y de su corta duración es el incremento de la rotación laboral. Los empleados se ven obligados a firmar cada vez más contratos al año. Según Comisiones Obreras, “las personas asalariadas con contrato temporal en 2006 tuvieron que firmar una media de 3,6 contratos para poder trabajar durante todo ese año. En 2017 ha sido necesario que firmen una media de 5,6″.

Por edad, los contratos de corta duración se concentran en los tramos de 20 a 35 años y por sectores de actividad, destaca la mayor concentración, en este tipo de contratos, en los sectores servicios e industria, según la misma fuente.

Profundizando por ramas de actividad, y siguiendo el informe “Los contratos de corta duración en el mercado de trabajo español” realizado por el Gabinete Técnico Confederal de UGT a partir de datos del SEPE, se puede ver que la mayoría de los contratos se firman en el sector de la hostelería y dentro de esta rama de actividad, destacan las actividades artísticas y recreativas.

Por tamaño de la empresa que contrata, destaca la mayor concentración de estos contratos de mínima duración en las empresas de hasta 25 empleados.

Por ocupación, se concentran los contratos de duración máxima de 7 días en los empleos de servicios de restauración, personales, protección y venta y en ocupaciones elementales unos valores similares al resto de contratos registrados. Si hay diferencias, en cambio, al analizar los datos de contratos en cada ocupación. Destaca el elevado peso que posee este tipo de contratos de corta duración en las categorías de técnicos profesionales científicos e intelectuales.

En resumen, de los datos expuestos en relación sobre los contratos de muy corta duración, se pueden extraer varias notas:

  • En la última etapa este tipo de contratos se ha ido extendiendo considerablemente, hasta alcanzar en los últimos dos años a casi la cuarta parte del total de contratos.
  • La mayor parte de estos contratos son eventuales por circunstancias de la producción, con jornadas a tiempo completo y parcial.
  • Se firman para hombres y mujeres, en especial en edades comprendidas entre los 20 y 50 años.
  • Se concentran en el sector servicios (hostelería, actividades de ocio,…) y las ocupaciones relacionadas (restauración, servicios personales, protección y venta), aunque el ámbito de extensión es amplio.
  • Se agrupan en pymes de hasta 25 empleados, pero la incidencia por tamaño es superior en las empresas medianas.

La cotización en los contratos de corta duración

Esta situación ya había llevado al legislador, a finales de los noventa y principios de los 2000 a intentar evitar la utilización abusiva de esta contratación temporal estableciendo un incremento del 36 por cien en la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes, en los contratos temporales cuya duración efectiva fuese inferior a siete días, excluyendo a los trabajadores incluidos en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios (Ley 12/2001, de 9 de julio, de medidas urgentes de reforma del mercado de trabajo para el incremento del empleo y la mejora de su calidad).

Regulaciones en este sentido se han ido incluyendo, desde entonces, en las sucesivas leyes de Presupuestos Generales del Estado y órdenes ministeriales de desarrollo de las normas legales de cotización a la Seguridad Social hasta ahora. Es más, con efectos de 01/01/2019, el RD-Ley 28/2018 de 28 de Dic (Revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes) establece que los contratos de carácter temporal cuya duración efectiva sea igual o inferior a cinco días, la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes se incremente en un 40 por ciento (frente al 36 % hasta el momento). Se da así una nueva regulación al artículo 151 de la Ley General de la Seguridad Social, estableciendo un nuevo tipo de cotización y un nuevo arco temporal.

A su vez, este incremento en la cotización va a ir ligado a una mejora de la protección social de estos trabajadores, mediante la introducción de un nuevo artículo 249 bis en la citada norma, para aplicar a los días efectivamente trabajados y cotizados un «coeficiente de temporalidad», que se corresponde con el incremento en la cotización antes señalado, y que permite al trabajador reunir un mayor número de días en alta para el acceso a las prestaciones del sistema de la Seguridad Social. Cada día de trabajo se considerará, entonces, como 1,4 días de cotización, sin que en ningún caso pueda computarse mensualmente un número de días mayor que el que corresponda al mes respectivo.

CONCLUSIONES: Por tanto, hasta el 31 de diciembre de 2018 se aplicaba un tipo de cotización a los contratos de duración inferior a 7 días del 36%, mientras que desde el 1/01/2019 se aplica a los contratos de duración igual o inferior a 5 días un incremento del 40%.

Por sus consecuencias en el general de la economía, habrá que observar la eficacia de estas medidas en la firma de contratos de corta duración para evaluar sus consecuencias sobre el conjunto de la sociedad.

Tags: