Deducibilidad de la tasa de aparcamiento: IRPF, IS e IVA

16 octubre, 2016 - 3 minutes read

Deducibilidad de las tasas de aparcamiento en los diferentes impuestos

Te explicamos las particularidades de la deducibilidad de las tasas de aparcamiento en los diferentes impuestos que gravan el ejercicio de una actividad en la medida que sea a través de empresa o como autónomo ya sea en el ejercicio de una actividad profesional o empresarial.

Tributación en el IVA

La Dirección General de Tributos (DGT),  establece que no constituye desarrollo de actividad empresarial alguna,  la prestación por el Ayunta-miento del Servicio público de Estacionamiento Regulado (SER) en la vía pública por lo que el Ayuntamiento, no debe repercutir el IVA sobre los usuarios del servicio, cuya contraprestación se satisface mediante tasa municipal recaudada a través de expendedores automáticos, al tra-tarse de una operación no sujeta al mismo.

Al no repercutirse cuota del impuesto, no habrá derecho a la deduc-ción por los destinatarios del servicio.

Tributación en el IRPF o IS

La deducibilidad viene condicionada a la afectación del vehículo a la actividad empresarial o profesional desarrollada por el consultante. En este caso, se entiende que el vehículo queda afecto cuando se utiliza de forma exclusiva para el ejercicio de la misma.

Por tanto, será considerado gasto deducible tan solo si el vehículo que-da afecto a la actividad económica. De ser así, dada la especial caracte-rística de este gasto, la deducibilidad de la tasa está condicionada por el principio de su correlación con los ingresos.

Además de lo anterior, deben cumplirse los requisitos de correcta imputación temporal, de registro en la contabilidad o en los libros regis-tros que el contribuyente deba llevar, así como estar convenientemente justificados mediante el original de la factura o documento sustitutivo (en este caso, sería, el ticket emitido por el expendedor automático).

En resumen

La tasa de aparcamiento no da derecho a deducción en el IVA al no repercutirse cuota del impuesto y que tanto en el Impuesto sobre Sociedades (IS) o en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas  (IRPF),  solamente será deducible si el vehículo constituye un elemento afecto a la actividad empresarial o profesional y el motivo de la estancia del vehículo en ese lugar y día corresponde al ejercicio de la actividad que se desarrolla como empresa, profesional o empresario autónomo.