El control de la jornada de trabajo que viene

27 agosto, 2018 - 4 minutes read

Control de la jornada laboral

Se avecina una nueva legislación sobre el control del horario laboral

En los últimos años, la obligatoriedad o no de registrar la jornada de trabajo diaria de los trabajadores ha sido una cuestión polémica.
A raíz de diversas sentencias de la Audiencia Nacional, 301/2015 (caso Bankia) y 383/2015 (caso Abanca), que determinaban la obligatoriedad de las empresas de establecer un registro de jornada diaria para todos los trabajadores, se realizaran o no horas extraordinarias, la Inspección de Trabajo inició una campaña a nivel nacional, mediante la Instrucción 3/2016, para el control del cumplimiento de dicha obligación que finalizó en la imposición de numerosas sanciones administrativas.
Esta doctrina, no obstante, fue revocada por el Tribunal Supremo en dos sentencias, de 23 de marzo de 2017 y 20 de abril de 2017, en el sentido de considerar que el vigente artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores (ET) no exige la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla para poder comprobar el cumplimiento de los horarios pactados, salvo que se realicen horas extraordinarias (80 horas al año) o sea exigible por normas específicas (por ejemplo, en el caso de trabajadores a tiempo parcial).
Así las cosas, en Auto de fecha 19 de enero de 2018, la Audiencia Nacional plantea una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). En dicho auto, tras realizar un minucioso repaso de la normativa vigente y de la doctrina del Tribunal Supremo, plantea varias cuestiones al Alto Tribunal, entre otras, si los artículos 34 y 35 del ET, según la interpretación del TS, garantizan realmente las limitaciones en materia de jornada de trabajo y descanso que prevé la directiva 2003/88 para los trabajadores tiempo completo y si es exigible, a la vista de la normativa europea, el establecimiento de un registro de jornada diaria para los trabajadores de tiempo completo.
Mientras recae la resolución del TJUE, y tomando en consideración las resoluciones precedentes de los últimos años del TJUE no cabe descartar que se revoque la doctrina del TS y se resuelvan las cuestiones de la Audiencia en sentido afirmativo a su doctrina.
A la espera del posicionamiento del Tribunal Europeo, el Grupo Parlamentario Socialista presentó una Proposición no de Ley por la que se pretende entre otras medidas, modificar el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores para incluir la obligación de registrar diariamente la jornada laboral incluyendo el horario concreto de entrada y salida respecto de cada trabajador, independientemente de que realicen o no horas extras mediante mecanismos adecuados y fehacientes, así como para que se fije como parte esencial del contrato de trabajo la distribución horaria del mismo. Dicha Proposición ha sido aprobada siendo remitida al Senado para continuar su tramitación ya como Proposición de Ley de reforma del Estatuto de los Trabajadores.
Estamos expectantes tanto al resultado final del trámite parlamentario como a que se pronuncie el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
Por todo lo dicho, las empresas que aún no hayan establecido un sistema de registro diario de jornada deberán estar atentas a la evolución de las cuestiones planteadas pues de su resultado dependerá una obligación más para todas ellas.