Gastos de representación

6 octubre, 2016 - 2 minutes read

Apunte fiscal. Gastos de representación.

Apunte fiscal. Gastos de representación.

Se acerca fin del ejercicio y por lo tanto se encuentran muy próximas la fechas navideñas, propias de la realización de regalos a clientes y/o proveedores. En esta época es propicio el realizar algún regalo a clientes y proveedores y debemos tener en cuenta la siguiente circunstancia.

El punto e) del artículo 15 de la ley del Impuesto sobre Sociedades nos dice que no serán deducibles entre otros

“…

e) Los donativos y liberalidades.

No se entenderán comprendidos en esta letra e) los gastos por atenciones a clientes o proveedores ni los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa ni los realizados para promocionar, directa o indirectamente, la venta de bienes y prestación de servicios, ni los que se hallen correlacionados con los ingresos.

No obstante, los gastos por atenciones a clientes o proveedores serán deducibles con el límite del 1 por ciento del importe neto de la cifra de negocios del período impositivo.”

Como cifra de negocios se entiende los importes de la venta de los productos y de la prestación de servicios correspondientes a las actividades ordinarias de la sociedad, deducidas las bonificaciones y demás reducciones sobre las ventas, así como el Impuesto sobre el Valor Añadido y otros impuestos directamente relacionados con la mencionada cifra de negocios”.

Por lo tanto el exceso comprendido entre los gastos reales por atención a clientes y el 1% del importe de los ingresos netos será tratado como una liberalidad, y por ello no será deducible fiscalmente.

 

Obviamente, deberán estar perfectamente justificados, entendiendo por ello la disposición del debido soporte con factura oficial, existiendo una correlación directa entre el gasto y el ingreso soportado por la sociedad.