Higiene postural en t­rabajos estáticos de pie

4 abril, 2017 - 6 minutes read

Higiene postural en t­rabajos estaticos de pie

Cuidar la higiene postural, clave para evitar problemas en los trabajos de pie.

La ergonomía suele ser la disciplina preventiva más desconocida por empresarios y trabajadores. Hay que recordar que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, además de pretender evitar accidentes, y enfermedades profesionales, pretende hacer el trabajo más confortable y llevadero. En el apartado d) del artículo 15 (Principios de la Acción preventiva), indica lo siguiente:

Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud

Los trabajadores que pasan largas horas en la misma postura, ya sea en bipedestación, sentados en una silla de oficina, o conduciendo numerosas horas un vehículo, saben de primera mano que sus dolores de espalda se deben precisamente a esas posturas estáticas que adoptan durante muchas horas al día.

Hoy nos centraremos en los trabajos que pasan largas horas de pie en bipedestación, realizando trabajos a pie parado o realizando trabajos con las manos. Como ejemplo podemos poner los peluqueros, etc…

Las características de los trabajos de pie

Las características comunes de estos puestos de trabajo son el alto número de horas que estos trabajadores pasan de pie parado, o con pequeños desplazamientos. Los trabajadores que se dedican a estos trabajos saben bien cuáles son los daños que sufren, básicamente dolores lumbares, cervicales y contracturas en la zona dorsal de la espalda. Pero en este artículo, no pretendemos dar una clase de anatomía, lo que pretendemos es dar una serie de consejos, para disminuir los daños sobre la salud de estos trabajadores y hacerles la vida mas llevadera.

Consejos para mejorar tu higiene postural

Como recomendaciones generales, podemos indicar las siguientes para todos los trabajos con carga postural:

  • No permanecer en la misma postura durante periodos prolongados, alternar actividades que requieran estar de pie con otras que impliquen estar sentado o en movimiento.
  • Intercalar periodos breves de descanso entre las diferentes actividades.
  • Si fuera necesario, modificar adecuadamente el entorno (mobiliario, altura de los objetos, iluminación, etc.) buscando la situación más cómoda y segura para la espalda.
  • Planificar con antelación los movimientos o gestos a realizar, evitar las prisas que pueden conllevar mayores riesgos.

En el caso concreto de los trabajos de pie, las recomendaciones serían las siguientes:

  • Mientras esté de pie, mantenga un pie en alto y apoyado sobre un objeto. Alterne un pie tras otro. Cambie la postura tan frecuentemente como pueda
  • No esté de pie si puede estar andando
  • Si debe trabajar con sus brazos mientras está de pie, hágalo a una altura adecuada que le permita apoyarse con sus brazos
  • Evite los zapatos de tacón alto si debe estar mucho tiempo de pie o caminando.

No menos importante que las recomendaciones anteriores sería la de fortalecer los músculos de la espalda, con objeto de evitar contracturas, sobre todo en aquellos casos en los que como los peluqueros se mantienen mucho tiempo los brazos en alto. Para esto lo recomendable es ponerse en manos de especialistas que nos indiquen los ejercicios a realizar, aunque a continuación planteamos también otras consideraciones a tener en cuenta:

  • El estrés, el tabaquismo y el sobrepeso son otros factores de riesgo que pueden agravar los trastornos musculo esqueléticos.
  • La práctica de hábitos sanos y deporte son útiles para mantener en forma la musculatura y prevenir dichos trastornos. No obstante, hay que tener en cuenta que el entrenamiento debe ser individualizado, cada persona necesita un tipo de ejercicio.
  • La natación es el ejercicio más recomendado por sus beneficios (se realiza en descarga e intervienen casi todos los músculos) para personas sanas a la hora de prevenir lesiones. Asimismo puede ayudar a evitar el empeoramiento en el caso de personas con ciertos tipos de patologías músculo-esqueléticas

Autor: Miguel Ángel Portillo. Europreven

Déjanos tu email y recibe un correo al mes con las noticias más destacadas

Únete a la Newsletter de Plural Asesores