La regulación normativa del calendario laboral

12 febrero, 2017 - 5 minutes read

Regulación calendario laboral

La regulación normativa del calendario laboral y su obligatoriedad

La regulación del Calendario Laboral, la encontramos en el artículo 34.6 del Estatuto de los Trabajadores 2015, así como en diferentes normas como son: Real Decreto Legislativo 5/2000 en su artículo 6.1, 40 y disposición adicional  primera; Real Decreto 1561/1995 en su disposición adicional tercera; sin olvidar los convenios colectivos, que cada vez con mayor habitualidad legislan sobre esta materia.

¿Qué figura en el calendario laboral?

El Calendario Laboral además de establecer los días efectivos de trabajo, días festivos, periodo de vacaciones, puede incluir el horario de trabajo u horarios de trabajo, la jornada laboral o jornadas laborales, de la empresa de un centro de trabajo o de departamentos, de los Puentes que se otorguen o acuerden, el horario flexible, etc., si bien según el Tribunal Supremo, en la Sentencia de 18/09/2000, en la normativa actual no existe mandato alguno que obligue al empresario a incluir los horarios en el Calendario Laboral. Sin embargo, se considera infracción leve con una sanción entre 60 euros a 625 euros dentro de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, si el
empresario no informa al trabajador sobre la duración y distribución de su jornada de trabajo y días de descanso.

Obligaciones del empresario

El Empresario tiene la obligación de elaborar el Calendario Laboral anualmente, el plazo para su elaboración queda establecido en los convenios colectivos, (por ejemplo un mes después de la publicación de las fiestas laborables tanto de las nacionales, autonómicas y locales).

Es obligatorio por parte de la Empresa, la consulta con los representantes de los trabajadores, si los hay, antes de  dejar establecido el Calendario Laboral, debiendo dicha representación legal, emitir un informe previo sobre el mismo, en el que se puede recoger tanto la valoración del cumplimiento de la jornada anual prevista, el  establecimiento de descansos, puentes y días festivos, (los publicados anualmente como fiestas laborables, los regulados por convenio colectivo o voluntarios de la empresa), así como la implantación o revisión de sistemas de organización y control de tiempos, estudios de tiempos y el control de horas extraordinarias, bajo las pautas establecidas en los convenios colectivos. Dicho informe no es vinculante.

Si el empresario elabora el Calendario Laboral, sin someterlo a la representación de los trabajadores, y sin el previo informe, dicho calendario se considera nulo. Pudiendo dar lugar a las sanciones o infracciones establecidas en el orden social, por intervención de la Inspección de Trabajo. En este sentido se pronuncia la Sentencia del Tribunal Supremo de 18 noviembre de 2014 (RECURSO 2730/2013) que declara nulo el Calendario Laboral elaborado unilateralmente por una empresa sin respetar los derechos de los representantes de los trabajadores, a saber: el de ser consultados sobre la propuesta planteada por la empresa y el de emitir un informe previo cuando no exista consenso al respecto.

Si los representantes no entregan en plazo, o simplemente se niegan a entregar el informe previo solicitado por el Empresario, el Calendario Laboral, quedará fijado. En algunos convenios colectivos, se especifica la obligación de negociar dicho Calendario Laboral, debiendo establecerse entonces el  procedimiento para su elaboración y negociación, que una vez cerrada con acuerdo o sin él, el Calendario Laboral debe quedar expuesto a la vista de los trabajadores. En caso de desacuerdo tanto la representación de los trabajadores, como el o los trabajadores, pueden
impugnarlo ante la jurisdicción de lo social por considerarlo no ajustado a derecho, o incluso por suponer una modificación sustancial, siendo el conflicto colectivo el procedimiento para impugnar el calendario con respecto a
los representantes de los trabajadores, y el procedimiento laboral ordinario cuando es impugnado por los  trabajadores.

Cumplimiento del calendario laboral

El Calendario Laboral debe cumplirse tanto por los trabajadores como por la empresa, entra en este punto el juego de derechos y deberes, de los trabajadores (articulo 4 del Estatuto de los Trabajadores 2015) y del empresario
(artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores 2015).

El incumplimiento por parte del trabajador trae como consecuencia la aplicación del régimen disciplinar establecido en los convenios colectivos, como en el artículo 52.d) del Estatuto de los Trabajadores 2015.