Modalidades de ventas, derechos de los consumidores y obligaciones del comercio

27 diciembre, 2017 - 13 minutes read

Modalidades de ventas, derechos de los consumidores y obligaciones del comercio

Analizamos todos los detalles de diferentes tipos de venta: rebajas, promociones, liquidaciones…

La normativa de comercio estatal y autonómica regula las distintas modalidades de ventas en promoción de los comercios en beneficio de los consumidores: rebajas, liquidaciones, saldos, etc. Todas ellas encajan dentro de lo que se denomina técnicamente ventas promocionales (o vulgarmente, promociones).

VENTAS EN REBAJAS

Concepto

Legalmente, se entiende que existe venta en rebajas cuando los artículos objeto de la misma se ofertan, en el mismo establecimiento en el que se ejerce habitualmente la actividad comercial, a un precio inferior al fijado antes de dicha venta.

Sin embargo, no cabe calificar como venta en rebajas la de aquellos productos no puestos a la venta en condiciones de precio ordinario con anterioridad, así como la de los productos deteriorados o adquiridos con objeto de ser vendidos a precio inferior al ordinario.

Temporada de rebajas

Según la legislación vigente (artículo 25 de la Ley 7/1996, de ordenación del comercio minorista), cada establecimiento es libre de elegir el período y la duración de las rebajas a lo largo del año.

El período de rebajas debe exhibirse en el establecimiento comercial en sitio visible al público, incluso cuando permanezca cerrado.

Derechos sobre los artículos rebajados

- Un producto rebajado tiene que cumplir todas las normas de calidad y etiquetado. Está prohibido ofertar, como rebajados, artículos deteriorados.
- Es obligatorio que en las etiquetas aparezca el doble precio. El precio rebajado, o el porcentaje de rebaja que se ofrezca, debe aparecer junto al precio anterior tanto en las etiquetas de los productos como en las de los escaparates.
- En el supuesto de que las ofertas en rebajas no afecten a la totalidad de los productos comercializados, los rebajados tienen que estar debidamente identificados y diferenciados del resto.
– Las formas de pago que se admiten y las devoluciones deben ser las mismas que el resto del año.
En caso contrario, el vendedor tiene que anunciar claramente esa circunstancia a los consumidores.
- La garantía de los artículos vendidos en rebajas es de dos años, igual que en los demás períodos del año.

Consejos

- Exija y guarde los tiques y las facturas por si necesita hacer algún cambio o reclamación.
- No acepte ningún artículo en mal estado, con taras o estropeado; le estarán ofreciendo un saldo, no una rebaja.
- Debe rechazar artículos cuyas instrucciones de uso no vengan en castellano.
-
Si tiene algún problema, solicite las hojas de reclamaciones. Los establecimientos tienen obligación de tenerlas a disposición de los usuarios.

Reclamaciones

Las rebajas implican una reducción en los precios y no una disminución de nuestros derechos. Para reclamar, tendremos que solicitar la hoja de reclamaciones y presentarla rellenada ante la oficina municipal de consumo más próxima a nuestro domicilio. Dependiendo del caso, consumo podrá canalizar la reclamación a la Dirección General de Comercio de la Comunidad de Madrid, competente en algunos aspectos referidos a este tipo de ventas. Las oficinas de consumo nos pueden informar de si la empresa está adherida al Sistema Arbitral de Consumo y solicitar un arbitraje.

VENTAS EN PROMOCIÓN

Concepto

Por venta en promoción se entiende cualquiera que simplemente se realice por precio inferior o en condiciones más favorables que las habituales, con el fin de potenciar la venta de ciertos productos o el desarrollo de uno o varios comercios o establecimientos.

La finalidad de estas ventas es dar a conocer el nuevo producto o artículo, conseguir el aumento de venta de los existentes, o el desarrollo de uno o varios comercios o establecimientos mediante la oferta de un artículo o grupo de artículos homogéneos.

Derecho de información

La venta en promoción deberá ir precedida o acompañada de la suficiente información al público, en la que deberá figurar con claridad:

- El producto o productos objeto de promoción.
- Las condiciones de venta.
- Disponer de existencias suficientes para hacer frente a la oferta.

Derechos en caso de fin de existencias

Si llegaran a agotarse durante la promoción las existencias de alguno de los productos ofertados, el comerciante podrá prever el compromiso de la reserva del producto seleccionado durante un plazo determinado, en las mismas condiciones y precio de la oferta.

No obstante, si el comprador no estuviese conforme con dicha medida, o transcurriese el plazo de la reserva sin que el comerciante hubiese podido atender la demanda, el producto solicitado deberá sustituirse por otro de similares condiciones y características.

VENTAS CON OBSEQUIO

Concepto

Se consideran ventas con obsequio aquellas en las que el comerciante utiliza concursos, sorteos, regalos, vales, premios o similares, vinculados a la oferta o promoción de artículos. La oferta podrá consistir en un producto, servicio gratuito o a precio especialmente reducido, de forma automática o mediante la participación en un sorteo o concurso.

Derechos del consumidor

El consumidor no está obligado a la adquisición de determinados productos o servicios, aún cuando resulte agraciado con un premio.

Los bienes o servicios en que consistan los objetos o incentivos promocionales, deberán entregarse al comprador en el momento de la compra o en un plazo máximo de dos meses, a contar desde que el comprador reúna los requisitos exigidos.

Cuando el obsequio se ofrezca en los envases de los productos, habrá derecho al regalo, como mínimo, durante los tres meses siguientes a la fecha en que acabe la oferta.

En caso de que los obsequios ofrecidos formen parte de un conjunto o colección, la empresa responsable de la oferta estará obligada a canjear cualquiera de ellos por otro distinto, a no ser que en la oferta pública del incentivo se haya establecido otro procedimiento para obtener las diferentes piezas de la colección o conjunto.

Durante el periodo de la oferta queda prohibido modificar al alza el precio, así como disminuir la calidad del producto.

El número de existencias con las que cuenta el comerciante para hacer frente a la obligación de entrega de los obsequios, así como las bases por las que se regulan los concursos, sorteos o similares, deberán constar en el envase o el envoltorio del producto de que se trate o, en su defecto, estar debidamente divulgadas.

Se prohíbe ofrecer conjuntamente y como una unidad de contratación dos o más clases o unidades de artículos excepto en los casos siguientes:

- Cuando exista una relación funcional entre los artículos ofertados.
- Cuando sea una práctica comercial común vender ciertos artículos en cantidades superiores a un determinado mínimo.
- Cuando se ofrezca simultáneamente la posibilidad de adquirir los artículos por separado y a su precio habitual.
- Cuando se trate de lotes o grupos de artículos presentados conjuntamente por razones estéticas o para ser destinados a la realización de obsequios.

VENTAS POR LIQUIDACIÓN

Concepto

Se considera venta en liquidación la realizada de forma excepcional y con la finalidad de terminar con determinadas existencias de productos, y que es anunciada con esta denominación u otra equivalente.

No pueden ser objeto de liquidación aquellos productos que no formen parte de las existencias del establecimiento, o aquellos que fueron adquiridos por el comerciante expresamente con objeto de incluirlos en la liquidación.

Debe cesar la venta en liquidación si desaparece la causa que la motivó o si se terminan las existencias de los productos liquidados.

Los anuncios de las ventas en liquidación deben indicar la causa por la que se liquida (cese del negocio, traspaso…).

La duración máxima de la venta en liquidación será de un año.

En los tres años siguientes a la finalización de una venta en liquidación, el vendedor no pude comercializar productos similares a los que fueron objeto de liquidación, siempre que esta fuese por cese total, parcial o cambio de ramo.

VENTAS DE SALDOS

Concepto

Se consideran saldos los productos cuyo valor de mercado ha disminuido por estar deteriorados, tener desperfectos o estar en desuso.

Según la Ley ordenación del comercio minorista, no son saldos los artículos que proceden de un excedente de producción o de temporada.

Las ventas de saldos deben anunciarse con la denominación ‘venta de saldos’ o ‘venta de restos’. En caso de que haya un deterioro en la prenda, el vendedor está obligado a indicar el tipo de defecto que tiene el artículo.

Los comercios dedicados de forma exclusiva a vender saldos deben indicar claramente en el exterior la naturaleza de su actividad.

En general, los comerciantes pueden practicar la venta de saldos siempre que estos estén debidamente señalizados y separados del resto de las promociones.

Se tiene que informar de la duración de los saldos y, si se trata de venta permanente de este tipo de productos, especificarlo.

DÈjanos tu email y recibe un correo al mes con las noticias m·s destacadas

⁄nete a la Newsletter de Plural Asesores