Novedades fiscales en los premios de La Lotería

28 mayo, 2018 - 4 minutes read

Novedades fiscales en los premios de La Lotería

Se eleva el suelo exento en los premios de La Lotería

Una de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado que, en este momento se están tramitando en el Congreso de los Diputados, es fruto de un pacto entre los grupos parlamentarios del PP y Ciudadanos. Con ella, se pretende elevar el suelo exento de los premios de lotería de 2.500 euros a 10.000 euros.

Hasta el año 2.013, los premios obtenidos en Loterías y Apuestas del Estado, Cruz Roja, ONCE… estaban exentos de tributación. Solo se declaraba al Fisco el incremento patrimonial que se obtuviera por la inversión de dichos premios (la compra de una vivienda, los intereses bancarios, las donaciones, etc.).

Sin embargo desde el 1 de enero de 2.013, dada la precaria situación de la economía española en ese momento, se promulga la Ley 26/2016 de 27 de Diciembre para la consolidación de las finanzas públicas y el impulso de la actividad económica. Una de las medidas que esta Ley incluía entre su articulado, era el establecimiento de un nuevo gravamen sobre los premios de determinadas loterías y apuestas, algo que tuvo incidencia en los tres principales impuestos directos de nuestro sistema tributario: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre la Renta de No residentes y el Impuesto sobre Sociedades.

Esta medida suponía el establecimiento de una retención del 20 % para aquellos premios que superasen los 2.500 €. La base imponible del gravamen estará formada por el importe del premio que exceda de la cuantía exenta.
Se trata de un impuesto directo y de cobro inmediato ya que es la propia entidad bancaria colaboradora con el Ministerio de Economía y Hacienda, la que directamente a través de su pasarela de pagos, detraerá el 20% de retención fiscal por el premio obtenido antes de ingresar el dinero del premio en la cuenta del contribuyente.
Con este procedimiento ya no hay obligación de hacer autoliquidación del Impuesto. Así, ni el importe del premio formará parte de la base imponible del IRPF del ciudadano, ni la retención va a minorar la cuota líquida total del IRPF, ni se tienen en cuenta a los efectos de solicitar devoluciones por el IRPF.

No hay que olvidar que los contribuyentes del IRPF se someten a gravamen por su renta “mundial” entre la que pueden estar incluidos estos premios de Loterías y Apuestas similares a los españoles que ahora se someten a gravamen. En este caso, si que hay que rellenar un formulario a los efectos de evitar la doble imposición,pero en ningún caso, incluirla en la declaración de IRPF.

En el caso de que el premio recaiga, no en una persona física, si no en una empresa, asociación o cualquier otra forma jurídica de sociedad, el importe de dicho premio se verá afectado por el impuesto de sociedades, por lo que se le retirará un porcentaje distinto en función del tipo impositivo que tenga esta entidad jurídica. “Los contribuyentes del impuesto sobre sociedades que obtengan un premio sujeto al gravamen especial deberán incluir su cuantía en su base imponible de dicho impuesto, del cual se descontará la retención aplicada en el momento del cobro”.

Es probable que, con esta medida, se quiera incentivar el juego y evitar una importante retención en premios pequeños.