¿Qué son las Operaciones Vinculadas? – Parte II

22 octubre, 2016 - 5 minutes read

Cualquier operación considerada como una operación vinculada, deriva unas reglas especiales de valoración, que van a afectar, en su conjunto a varios impuestos dentro de nuestro sistema tributario.

Cualquier operación considerada como una operación vinculada, deriva unas reglas especiales de valoración, que van a afectar, en su conjunto a varios impuestos dentro de nuestro sistema tributario.

En relación con lo dicho en el artículo ¿Qué son las Operaciones Vinculadas? – Parte I, el legislador considera que cualquier operación realizada con los sujetos (mencionados anteriormente) habrá de considerarse como una operación vinculada y, de ello deriva unas reglas especiales de valoración, que van a afectar, en su conjunto a varios impuestos dentro de nuestro sistema tributario. Así, a modo enunciativo:

Impuesto de Sociedades:

“Artículo 18. Operaciones vinculadas. Las operaciones efectuadas entre personas o entidades vinculadas se valorarán por su valor de mercado. Se entenderá por valor de mercado aquel que se habría acordado por personas o
entidades independientes en condiciones que respeten el principio de libre competencia.”

Impuesto de la Renta de las Personas Físicas:

“Artículo 41. Operaciones vinculadas.

La valoración de las operaciones entre personas o entidades vinculadas se realizará por su valor normal de mercado, en los términos previstos en el artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.”

(Actual artículo 18 de la Ley del Impuesto de Sociedades)

Impuesto sobre el Valor Añadido:

“Artículo 79. Base imponible. Reglas especiales Cinco. Cuando exista vinculación entre las partes que intervengan en una operación, su base imponible será su valor normal de mercado (…)

(…) A los efectos de esta Ley, se entenderá por valor normal de mercado aquel que, para adquirir los bienes o servicios en cuestión en ese mismo momento, un destinatario, en la misma fase de comercialización en la que se efectúe la entrega de bienes o prestación de servicios, debería pagar en el territorio de aplicación del Impuesto en condiciones de libre competencia a un proveedor independiente.

Como hemos dicho anteriormente, la principal controversia deriva sobre los criterios de valoración de dichas operaciones. Así, la ley del Impuesto de Sociedades nos introduce una serie de reglas de valoración que habrán de ser observadas sino queremos encontrarnos con que un procedimiento de comprobación o, en su caso, de inspección se nos pueda volver en nuestra contra.

Destacan las siguientes reglas de valoración:

Método del precio libre comparable

Por el que se compara el precio del bien o servicio en una operación entre personas o entidades vinculadas con el precio de un bien o servicio idéntico o de características similares en una operación entre personas o entidades independientes en circunstancias equiparables.

Método del coste incrementado

Por el que se añade al valor de adquisición o coste de producción del bien o servicio el margen habitual en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes o, en su defecto, el margen que personas o entidades independientes aplican a operaciones equiparables.

Método del precio de reventa

Por el que se sustrae del precio de venta de un bien o servicio el margen que aplica el propio revendedor en operaciones idénticas o similares con personas o entidades independientes o, en su defecto, el margen que personas o entidades independientes aplican a operaciones equiparables.

Método de la distribución del resultado

Por el que se asigna a cada persona o entidad vinculada que realice de forma conjunta una o varias operaciones la parte del resultado común derivado de dicha operación u operaciones, en función de un criterio que refleje adecuadamente las condiciones que habrían suscrito personas o entidades independientes en circunstancias similares.

Método del margen neto operacional

Por el que se atribuye a las operaciones realizadas con una persona o entidad vinculada el resultado neto, calculado sobre costes, ventas o la magnitud que resulte más adecuada en función de las características de las operaciones idénticas o similares realizadas entre partes independientes.
A título ilustrativo, sin pretensión exhaustiva, para profundizar en el desarrollo de las operaciones vinculadas, se pueden consultar las siguientes Consultas Vinculantes de la Dirección General de Tributos: V4101-15, V2434-15, V-2113-15 y V2292-15.