Responsabilidad penal de las personas jurídicas

29 enero, 2017 - 3 minutes read

¿Conoces la reponsabilidad penal de las personas jurídicas y cuándo se produce la exención de responsabilidad?

¿Conoces la reponsabilidad penal de las personas jurídicas y cuándo se produce la exención de responsabilidad?

Responsabilidad

Cualquier persona jurídica, incluidas las sociedades mercantiles Estatales, responde de los delitos cometidos:

– En nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por quienes están autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica u ostenta facultades de organización y control dentro de la misma.

– En el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas, por quienes, estando sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en el párrafo anterior, han podido realizar los hechos por haberse incumplido gravemente por aquellos los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad atendidas las concretas circunstancias del caso.

Exención de responsabilidad

Requisitos

– Que exista un programa de prevención (compliance penal);

– Supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención;

– Que los autores individuales cometan el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de prevención;

– Que no se produzca una omisión o ejercicio insuficiente de las funciones de vigilancia y control.

Programa de Prevención

Debe reunir los siguientes requisitos:

– Ser previo a la comisión del delito;

– Que incluya medidas de vigilancia y control de riesgo de cometer delitos por persona jurídica;

– Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deber ser prevenidos;

– Establecer protocolos o procedimientos de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos;

– Disponer de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos;

– Imponer la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención;

– Establecer un sistema disciplinario que sancione el incumplimiento de las medidas establecidas en el modelo;

– Verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.