Vigilancia de la salud en el trabajo

6 febrero, 2017 - 4 minutes read

Vigilancia de la salud de los trabajadores ¿Obligatoria o voluntaria?

Vigilancia de la salud de los trabajadores ¿Obligatoria o voluntaria?

Cuando se habla de Vigilancia de la salud en el trabajo surge la eterna pregunta:

¿Es obligatorio o voluntario someterse a un reconocimiento médico en la empresa?

Tal cuestión se encuentra regulada en Ley 31/1995 en su artículo 22 que establece, en su párrafo primero:

“El empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su esta-do de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo”.

Obligatoriedad en la vigilancia de la salud de los trabajadores

Del artículo se desprende la obligatoriedad para el empresario de proporcio-nar a sus trabajadores un examen de salud periódico, que variará según los riesgos que su puesto de trabajo conlleve.

Continúa el citado artículo 22 diciendo:

“Esta vigilancia sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad”

Voluntariedad en la vigilancia de la salud de los trabajadores

Frente a ello, esta parte de la norma otorga al trabajador la voluntariedad de someterse al reconocimiento médico de la empresa, voluntariedad que tiene su excepción en tres supuestos:

  1. Cuando existe una disposición legal que así lo establezca, en relación a la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

    En este sentido, el artículo 196 de la Ley General de la Seguridad Social obliga al empresario a realizar reconocimientos previos y periódicos a los trabajadores que ocupen un puesto de trabajo en el que exista un riesgo de enfermedad profesional (según el catálogo de Enfermedades Profesionales es-tablecido en la Ley)

    Por otro lado, el artículo 36.4 del Estatuto de los Trabajadores establece la evaluación de la salud de los trabajadores nocturnos.

    Además, varias son las disposiciones legales en las que se establece la vigilancia de la salud. Al final del artículo encontrará la normativa específica a la que se refiere esta excepción.

  2. Cuando los reconocimientos sean indispensables para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores.

    El reconocimiento médico en este caso debe resultar verdaderamente imprescindible para proceder a dicha evaluación, ha de interpretarse en un sentido restrictivo, entendiendo que concurre solo en aquellos casos en los que no existe otro procedimiento para evaluar los riesgos que afectan a la salud del trabajador.

  3. Que el estado de salud del trabajador pueda constituir un peligro para él mismo o para terceros.

    En este sentido habrá que tener en cuenta el tipo de actividad que desarrolla el empleado y las condiciones en las que lo hace.

    De las dos últimas excepciones se requerirá informe de los representantes de los trabajadores.